La carencia de yodo durante el embarazo, según un estudio reciente publicado en la revista The Lancet, puede causar retraso mental en los niños y un coeficiente intelectual (IQ) más bajo de lo normal. Es obvio que crear alarma nunca es una buena manera de informar, pero también es justo que las mujeres embarazadas tomen conciencia sobre la importancia de la dieta en la gestación de nueve meses.

Para evitar los puntos débiles, se necesita comer principalmente pescados (atún, bacalao, caballa), huevos, carne, productos lácteos, pero también cereales y frutas y verduras. Otro alimento valioso, quizás el más rico de todos, son las algas. No exagere, porque recordamos que el yodo influye en la glándula tiroides y el metabolismo, y tener en exceso puede ser contraproducente.

Pero estar lleno de coles, cebollas, berro, rábano, rúcula, mostaza y nueces. Seguir una dieta equilibrada no es necesario tomar suplementos. Sin embargo, el médico debe decidir qué es lo mejor, la comprobación de los valores y los síntomas. Las dosis recomendadas son de 150 mcg y, para las mujeres, 200 mcg y 175 mcg durante la lactancia durante el embarazo.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Share.

About Author

Leave A Reply