Desafortunadamente, existen casos en que el embarazo no es exitoso. Esto sucede por ejemplo cuando el embrión no se implanta correctamente en el útero, es decir por fuera de la pared uterina, una condición que comúnmente se llama embarazo ectópico. Afortunadamente este tipo de embarazo, muy arriesgado para la salud de la mujer, no es muy frecuente, y el porcentaje de posibilidades de estar frente a este tipo de patología es muy bajo.

Las causas de un embarazo ectópico son de naturaleza diferente. El riesgo aumenta, por ejemplo, si la mujer ya ha sufrido de esta enfermedad peligrosa. Otras causas son debido a una malformación o lesión a las trompas de Falopio, lo que no permite la implantación adecuada del embrión. O predisposiciones como mayores de edad de las mujeres embarazadas o que hayan realizado la estimulación ovárica en el tratamiento de reproducción asistida, o el uso prolongado de dispositivos anticonceptivos intrauterinos.

¿Cuáles son los tratamientos y curas? Cada caso de embarazo ectópico es muy diferente dependiendo de la reacción del cuerpo femenino. Si se detecta a tiempo, simplemente se cuida con una terapia farmacológica específica, mientras que si, como a veces ocurre, la mujer llega a la sala de emergencias ya con dolor severo o hemorragia interna, el médico del equipo elegirá la cirugía más apropiada. El hecho reconfortante es que hoy, a diferencia del pasado, en el 50% de los casos, las mujeres que han tenido un embarazo ectópico son capaces de concebir niños todavía completamente sanos.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Share.

About Author

Leave A Reply