Sarpullido o miliaria cristalina, comúnmente conocida como erupción de verano, no es más que una erupción con pequeñas protuberancias, que con puntos rojos también pueden convertirse en ampollas o burbujas de sudor. El sarpullido en el recién nacido se produce cuando la piel está caliente y es más común en los niños con el pelo rojo y piel pálida.

Las zonas más afectadas por sarpullido suelen ser los pliegues de la piel, el pecho, el abdomen, la espalda, el cuello, pero sucede a veces que también aparece en la cabeza.

El pequeño, además de mostrar los puntos rojos, podría estar caliente y con picazones y a veces hasta dolor en la zona afectada, especialmente al tacto. Para evitarlo hay que mantener a los niños a la temperatura adecuada, y la elección de la ropa adecuada hecha de materiales naturales, como el algodón. También tenga cuidado cuando lo sostiene en sus brazos.

Con el fin de hacer que el bebé se sienta mejor, ha de colocarlo en un lugar fresco y hacer que use la ropa apropiada como ya hemos dicho antes. También puede darle con toallas limpias o se le puede dar un baño con bicarbonato de sodio. No lo seque con una toalla y no use cremas ni talco para las irritaciones.

Fotografía de www.mibebeyyo.com

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS
Share.

About Author

Leave A Reply